El 24 de Enero de 2.021 es el 44 aniversario del brutal crimen de cinco personas en Madrid: tres abogados, un estudiante de Derecho y un administrativo de un despacho de abogados madrileño eran asesinados a sangre fría por un grupo de pistoleros pertenecientes a la ultra derecha española.Cada vez que llega esta fecha fatídica, la del 24 de Enero, pienso en los compañeros abogados asesinados. Mi pensamiento tiene un punto de partida: ¿por qué ellos ?¿Por qué un grupo de abogados debían ser asesinados fríamente a manos de un grupo armado ?. Qué mal habían hecho los difuntos ?. Estas preguntas nunca tendrán respuesta, pero sin duda el clima que había en España en plena transición provocó que un grupo de fanáticos de la ultra derecha fueran armados con armas de fuego a un despacho de abogados laboralistas de la Calle Atocha número 55 de Madrid entre las 22:30 y las 22:45 de la noche. La versión oficial dice que los verdugos iban a la caza de otra persona, y cuando no encontrarlo decidieron abrir fuego contra todas las personas que estaban allí.El tiroteo provocó la muerte de los compañeros abogados Enrique Valdelvira, Luis Javier Benavides, Javier Sauquillo, y la del administrativo Ángel Rodríguez Leal, y la del estudiante de Derecho Serafin Holgado. Además de los cinco muertos, resultado gravemente heridos María Dolores González -mujer del abogado asesinado Sauquillo-, Luis Ramos, Miguel Sarabia Gil y Alejandro Ruiz-Huerta Carbonell. Desde nuestro blog hemos querido hacer una pequeña dedicatoria a la memoria de los abogados y demás difuntos aquel asesinato masivo, y queremos apelar a la memoria de todo los colectivo de los abogados que han perdido la vida con motivo de ser abogados defensores. No existe ninguna causa que pueda justificar la muerte, pero aún menos se puede justificar el asesinato a sangre fría de abogados que defienden los derechos de los ciudadanos. Nosotros proponemos y tenemos un sueño que el 24 de Enero sea proclamado en todo el Estado español como la fecha festiva de los abogados, y sea declarado día inhábil para recordar para siempre la memoria de los difuntos. Del mismo modo que en Estados Unidos de América la memoria de Martin Luther King es especialmente recordada, entendemos que el Reino español la memoria de los difuntos Enrique, Luis Javier, Francisco Javier, Serafín y Ángel debería ser recordada como la de unos abogados que luchaban por la defensa de los derechos de los ciudadanos, y que posiblemente para ser abogados laboralistas en momentos difíciles (transición de los años 70) fueron asesinados brutalmente.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca