Durante la primera semana del mes de octubre de este año 2018 nuestro despacho profesional ha intervenido como parte defensora de un ciudadano acusado por las acusaciones por delito de estafa continuado.

El juicio se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Lleida, y nuestro cliente se encuentra en prisión provisional. Las condiciones para preparar la defensa no han sido las mejores debido al encierro carcelario, y además la prensa escrita y televisiva ha estado “celebrando” su juicio paralelo en el cual han cortado y pegado segmentos concretos de intervenciones específicas de los acusados, testigos o peritos para crear el correspondiente “juicio mediático”.

Entendemos que los periodistas carecen de formación jurídica, pero lo que sería adecuado y oportuno es que los profesionales de la información que realmente quieran dedicarse al periodismo de tribunales sepan y conozcan la legislación vigente tanto a nivel procesal como a nivel material y ello sin olvidar la Constitución como Norma Fundamental del ordenamiento jurídico.

El rigor profesional debe exigirse en todos los sectores, pero es especialmente importante que se exija a los periodistas que fueron los creadores de la noticia divulgada por nuestro cliente, hoy acusado de estafa, porque precisamente según la Fiscalía nuestro defendido mintió en diferentes programas televisivos (más de 20) y en diferentes entrevistas de prensa escrita (otras tantas).

Señor Fiscal: es imposible que un ciudadano padre de una menor enferma pueda engañar a un periodista durante seis años, por cuanto los periodistas con rigor y esfuerzo comprobaron que la menor estaba enferma, e incluso le acompañaron a hospitales de Barcelona y Pamplona para entrevistar a profesionales de la medicina pediátrica del más alto nivel, y a diferencia de Usted, Señor Fiscal, que no quiso citar a la Dra. Patiño, los periodistas de Illes Balears SÍ la entrevistaron.

Volviendo al “juicio mediático” nos llama poderosamente la atención la falta de exigencia investigativa en el campo médico que ningún programa ha llevado a cabo. Incluso ni nuestro admirado e inteligente amigo periodista Sr. Miquel Valls todavía no ha ido a entrevistar a la Dra. Patiño a Pamplona… Lo que esta especialista oncóloga pediátrica dijo en el año 2012 es claro “alargar los años de vida” y que “tenga calidad de vida”.

Sin mentira ni engaño, queridos periodistas, no hay estafa. Hasta el Señor Fiscal lo entendió y alternó el delito de estafa con el de apropiación indebida, no fuera el caso que el Tribunal sentenciador -que lleva dos años “sentenciando” la prisión provisional- dictara o dictase sentencia absolutoria por el delito de estafa.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca