El RD 463/2020 decretó el Estado de Alarma que acordó la suspensión de actuaciones judiciales así como la suspensión y paralización de los plazos procesales salvo para los procedimientos esenciales, que fueron los que identificó una resolución del Secretario de Justicia. Ese RD 463/2020 se dicta el sábado 14 de marzo de 2020 y cada 15 días se ha ido prorrogando el Estado de Alarma con suspensión de plazos procesales. Sin embargo, el 28 de abril de 2020 se dicta un Real-Decreto Ley 16/2020 que acuerda medidas procesales, entre las cuales está que los juzgados trabajen mañana y tarde, así como que los juicios se celebren mediante videoconferencia, amén de que agosto será hábil del 11 al 31 de ese mes, y que desde el 30 de abril de 2020, en pleno Estado de Alarma, deben volver jueces y magistrados y funcionarios del cuerpo de gestión y de tramitación a recuperar la actividad. Sin embargo, la realidad es que dicho Real-Decreto Ley 16/2020 no se está aplicando, y con diferentes protocolos que ha publicado el CGPJ y quejas de abogados y todo tipo de frenos, sin duda, una realidad judicial que permitirá actividad en horario de mañana y tarde desde el 30 de abril, pues no está en marcha. CONSEJO: Como abogados debemos reivindicar la puesta en marcha de la Administración de Justicia porque tenemos marco normativo que lo permite, amén del derecho a la tutela judicial efectiva del art. 24.1 CE y del derecho a un procedimiento sin dilaciones indebidas del art. 24.2 CE.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca